Cómo limpiar tu aparato de aire acondicionado

Sin comentarios julio 14, 2017

Como bien sabes es súper importante limpiar los filtros del aire acondicionado de forma regular, para que este funcione correctamente y de una manera eficiente. Como ya hemos hablado anteriormente, realizar un mantenimiento adecuado nos ayudara a reducir considerablemente la factura de la luz, ya que no necesitará tanta energía.

Pero en esta ocasión, os vamos a explicar cómo limpiar el aparato del aire acondicionado, de una forma segura y sin producirse daño.

Los filtros retienen las partículas de polvo que están en el aire, el moho y otros organismos que pueden perjudicar nuestra salud. Con una limpieza periódica, conseguiremos mejorar el ambiente del hogar, además de mantenerlo en buen estado.

Los aparatos de aire acondicionado tienen unos filtros que se han de limpiar de forma manual. Tendremos que extraer el filtro frontal y sumergirlo en una mezcla a partes iguales de vinagre blanco y agua. Dejaremos que repose sumergido en la mezcla durante varias horas, aunque con una ya estaría. El filtro quedara limpio y gracias a las propiedades del vinagre ayudará a eliminar los organismos perjudiciales.

como limpiar aire acondicionado

Después pasaremos un paño por encima, teniendo cuidado de no dañarlo, una pasada suave, para luego dejarlo secar al aire. Una vez que este seco, lo colocaremos de nuevo en su lugar. Es muy importante que este bien seco. ¡Agua y electricidad, no son amigos!

Lo normal es que los filtros del aire acondicionado se revisen cada 3 o 6 meses y que cuando los limpiemos sigamos la instrucciones del fabricante.

Limpiar también el mando del Aire Acondicionado

El mando a distancia tienen tendencia ha ensuciarse después de un tiempo de uso. Lógico si pensamos que nuestras manos suelen estar sucias, o cuando ponemos el aire, es por que estamos acalorados y nuestras manos rebosan de sudor.

Para limpiar el mando del aparato, es importante que primero retiremos las pilas y pasemos posteriormente un paño húmedo por encima. Nos debemos de asegurar que usamos un paño húmedo y no mojado, ya que podríamos estropearlo. Ponemos de nuevo las pilas y listo. ¡todo limpio!


Sin comentarios