Eficiencia energética en tu vivienda parte 2

Sin comentarios junio 14, 2017

Como habíamos anunciado en el post anterior, continuaremos hablando de este apasionante tema, que es el de la eficiencia energética, y como mejorarla.



El clima depende de 4 parámetros: temperatura del aire, la humedad relativa, radiación de las superficies y velocidad del movimiento del aire. Para crear las condiciones de confort térmico que se establecen entre temperaturas de 15ºC y 30ºC. Esto varia según las personas, no todos sentimos la misma temperatura. Una buena climatización ha de permitir la correcta regulación de los factores y disponer de suficiente flexibilidad para así adaptarse a diferentes usuarios.

Aislamiento Térmico

Contar con un buen aislamiento térmico es lo primero que debemos tener en cuenta para preservar el confort regulando el intercambio energético entre el interior y el exterior. Como aislamiento térmico podemos disminuir las transferencias térmicas por transmisión de la envolvente y la eliminación de puente térmicos y la combinación de con el doble acristalamiento con cámara de aire. Con el aislamiento podemos reducir cerca del 27% del consumo de calefacción, implicando por tanto, un 11% menos de energía y un 9% menos de emisiones de CO2.

¿Qué es la envolvente?

Estamos hablando, por así decirlo de la piel del edificio, la cual es una interfaz energética, que capta o rechaza la energía artificial, también puede ayudar o perjudicar la ventilación natural. Todos estos factores afectan ligeramente las necesidades energéticas de climatización, y como es lógico en la eficiencia energética.

aire acondicionado edificio

La evaluación energética

Antes suponía mucho tiempo, esfuerzo y dinero, siendo difícil poder predecir el consumo energético de un edificio. Ahora y gracias al desarrollo de programas informáticos, es posible crear una simulación del comportamiento energético de un edificio en un menor tiempo. ¿Cómo funcionan? Paralelamente a la proyección del edificio, se realiza de forma virtual el mismo, con este programa sabremos cuanta energía necesitará para funcionar. Si además jugamos con la orientación, el tipo de envolvente, el uso de edificio, los parámetros de confort, sistemas de climatización... podremos así optimizarlo repetidamente hasta encontrar una correcta y mejor alternativa energética eficiente.

La regulación y control

Una buena regulación y control del sistema permite regular la aportación de calefacción y refrigeración, adecuándose los flujos según la demanda de cada parte del edificio y en función de la temperatura exterior, la orientación, el uso del edificio, el horario, la tarifa de la energía... Ajustándose así los consumos y necesidades, lo que implica un gran aumento de la eficiencia.



Dependiendo de varios factores, tales como el clima, el tipo de edificio, el sistema de aire acondicionado instalado y la gestión del mismo, se puede alcanzar hasta un 30% de ahorro energético.

¿Qué te parece? Cuidamos el medio ambiente y nuestro bolsillo.

  aire acondicionado en gipuzkoa


Sin comentarios